Bodas de invierno, la nueva moda

Bodas de invierno, la nueva moda

Qué alegría me da hablar con compañeros del sector y ver cómo de nuevo todo vuelve poco a poco a la normalidad. Eso sí, ¡ahora es todo un poco cosa de locos!, ¡ni prometiendo a tu primogénito consigues hueco para 2022! Y en parte es por eso que hoy vengo a hablar de las bodas de invierno.

Por qué triunfan las bodas de invierno

Cada vez más parejas se decantan por las bodas de invierno y creo que debido al tapón de eventos que tenemos tras la pandemia, ese número va a seguir creciendo. De hecho ese es uno de los porqués tras su auge. Actualmente se están concentrando en 2022 bodas que estaban previstas para 2020 y 2021, además de aquellas que desde un primer momento la gente había fijado para el año que viene. Se dice, se comenta, que muchos, muchísimos proveedores van a comenzar la temporada en enero y la van a terminar en diciembre.

Sin embargo, este no es el único motivo por el que las novias y novios cada vez optan más por ubicar su Gran Día en los meses fríos:

  • NO SÉ QUÉ TO THE SUNNY SPAIN. Algo así decía una de las canciones de mi Student’s Book de cuarto o quinto de primaria, y es que es verdad. En España, según he buscado para refutar mi lógica teoría, disfrutamos de una media de 2500 horas de sol y es que seamos realistas, por suerte o desgracia (más esto último con el cambio climático) a excepción de la zona norte de la península, aquí llueve más bien poco. Todo esto favorece que nos guste tanto ese solecito del invierno que tan agradable resulta sin ser asfixiante, por lo que de forma natural hemos comenzado a alargar la temporada de bodas y es que previamente a esta explosión mundial por la zona sur ya se celebraban muchas ceremonias desde febrero. Este pequeño, pequeñito detalle hace además de España, y especialmente del sur, una zona superdeseable para las parejas extranjeras que desean celebrar una boda de destino.
  • BODAS DE INVIERNO Y DE DÍA, UN TÁNDEM GANADOR. Recuerdo que cuando se casó mi prima, allá por 2007, las bodas de tarde-noche estaban muy de moda, pero como en el resto de ámbitos, todo es cíclico y la cosa desembocó en un cambio de paradigma bodil. Si antes se pensaba en alargar la boda de madrugada sí o sí, ahora predomina la idea de disfrutar del día en sí mismo. Esto también da pie a que las celebraciones no se concentren solo entre los meses de mayo y septiembre.
  • ¿ESCUCHAS ESO? YO CREO QUE YA SE OYEN LOS GORGORITOS DE MARIAH CAREY DE FONDO. La época navideña cuenta con sus fanes acérrimos y es verdad que si se sabe integrar de forma adecuada puede quedar una boda de invierno temática muy guay. El truco está en el término medio, como de costumbre.el-plan-be-candy-bar
  • EL TETRIS DE LAS FECHAS. Muchas veces cuando las parejas escogen una fecha no lo hacen solo pensando en sus preferencias, sino que tienen también en mente a su entorno más cercano: trabajo, vacaciones de verano, ferias y fiestas varias… Todo ello se concentra en los meses de primavera y verano, por lo que una buena forma de ahorrarte disgustos puede ser fechar tu boda en los meses de otoño e invierno. ¡Eso sí! Si te vas a sumar al carro de las bodas de inviernos debes saber que hay días que son complicados, como el puente de diciembre.
  • LA MODA. Es habitual, o lo era, pensar que una boda de invierno no tenía mucho sentido porque las opciones para novias e invitadas no eran demasiado estilosas. Sin embargo, nada más lejos de la realidad, es posible ir elegante y siguiendo las tendencias sin pasar frío. De hecho, es muy normal ver a mucha novia con manguita larga en meses en los que cuesta llevarla, así que por qué no ir directamente a un mes que no provoque desmayos por golpe de calor.
    De todos modos, si tienes problemas para encontrar tu look ideal, ya sabes que en El Plan Be nos encargamos de asesorarte sobre tu estilismo abarcando todos los detalles y aspectos que lo componen. Seas novia o invitada, we got you!bodas-de-invierno-el-plan-be

 

Consejos para casarse en invierno y no morir en el intento

Nadie nace sabiendo, y menos aún si básicamente lo que hemos visto cada vez que hemos sido invitada son eventos de primavera y verano. Si estás barajando la idea de las bodas de invierno no puedes enfrentarte a tus preparativos con el mismo imaginario que si se trata de una celebración emplazada en los meses de calor, por eso te doy algunos consejos para que apliques en tu día Be.

  • QUE EL FRÍO NO AGÜE LA FIESTA. Si la gente pasa mucho calor o mucho frío en tu boda, ese será, tristemente, el recuerdo que se lleven. Da igual que hayas contratado a un cáterin de diez, que las flores fueran preciosas o que estuviera pinchando David Guetta, créeme cuando te digo que la gente rematará el comentario sobre el día con «pero qué frío pasamos».
    Para evitar esta situación asegúrate de fijar la ceremonia sobre las 12h como máximo y celebra en exterior solo esta, en caso de que sea civil, y el cóctel. Por supuesto, cuando vayas a escoger el espacio en cuestión, uno de los puntos de evaluar tiene que ser que el lugar cuente con un plan b (guiño, guiño, codazo, codazo). Todo el mundo piensa que en su día no va a llover, pero puede pasar, y más cuando hablamos de bodas de invierno. Además, si hiciera un frío terrible podrías hacerlo todo en interior.
    Ni que decir tiene que si quieres disfrutar sí o sí del cóctel al aire libre, puedes plantearte, dependiendo de dónde vivas, alquilar estufas. Si lo haces, comprueba bien previamente su funcionamiento. ¡Nadie quiere sorpresas de última hora!
    Otra idea sería dar como obsequio a los invitados pashminas. Esto sobre todo sirve en caso de que tu boda sea en esos meses que llamamos de entretiempo. En Sevilla, por ejemplo, en octubre suele hacer una temperatura bastante alta durante el día pero cuando cae el sol el frío arrecia.
  • ADAPTA LA PALETA DE COLOR A LA FECHA ESCOGIDA. Como digo siempre, en una boda debe imperar la lógica, por lo que toda la estética del evento debería ajustarse a la época del año en la que se va a celebrar. Un acierto siempre es trabajar con una paleta de colores neutros, pero si quieres darle algunas notas extra suelen encajar muy bien algunos naranjas y ocres para el otoño y los rojizos, burdeos, rosáceos y verdes oscuros para el invierno.el-plan-be-bodas-de-invierno
  • ¡Y EL VESTUARIO! Si no quieres que tus invitados pasen frío mucho menos deberías hacerlo tú. Si quieres lucir un vestido un poco más descubierto o con escote delantero o a la espalda puedes optar por añadir una capa o abrigo a tu look, de modo que lo lleves durante la primera parte de la boda y te lo quites para abrir el baile, por ejemplo, así además tienes un 2 en 1.
  • MENÚ DE INVIERNO Y MENÚ DE VERANO. Los cáterin de boda cada vez se adaptan más y mejor a las necesidades de las parejas y lo ideal siempre es configurar un menú a medida. En bodas de invierno se podría optar por incluir más aperitivos calientes que fríos (sin eliminarlos nunca por completo) y por servir en mesa un buen arroz o incluso una crema calentita.

Ya ves, los meses fríos también son una buena baza si te quieres casar y, normalmente aunque cada vez menos, están menos demandados que los cálidos, por lo que puede que tengas más oportunidades de conseguir a tus proveedores favoritos. Además, muchos de ellos varían su precio por el criterio de «temporada». Si no te ha convenido este post, ¡no sé ya qué lo podrá hacer!, ¿te casas en invierno entonces?

facebook-el-plan-be
twitter-el-plan-be
linkedin-el-plan-be
pinterest-el-plan-be


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *