Vestido de novia a medida: ventajas y desventajas

Vestido de novia a medida: ventajas y desventajas

Aunque muchas de las bodas que se iban a celebrar este año se han quedado en standby y muchas de las previstas para el año que viene penden del fino hilo de la incertidumbre, lo cierto y verdad es que hay que seguir adelante, siendo conscientes por supuesto de la gravedad de la situación que estamos atravesando. Es por ello que he decidido escribir este post sobre las ventajas y desventajas de optar por un vestido de novia a medida.

A pesar de que te estés viendo en la situación que comentaba puede que estés inmersa en los preparativos de tu Gran Día porque al fin y al cabo llegará. Además, lo mismo el estar ocupada con estas tareas también te ayuda a afrontar de forma más llevadera estos tiempos. Si te encuentras en el momento de la búsqueda de tu vestido uno de los aspectos que has de contemplar es si te casarás con un look hecho a medida, así que te dejo las ventajas y desventajas de esta opción para que te resulte más sencillo hacer tu elección.

VENTAJAS DE ESCOGER UN VESTIDO DE NOVIA A MEDIDA

Y quien dice vestido dice un traje, un top y una falda, un mono o aquello que prefieras y más se adapte a tu estilo y necesidades. Siendo sincera, en el caso de escoger esta vía prácticamente todo son pros. Veamos:

  1. EXCLUSIVIDAD. Es lo primero que te habrá venido a la cabeza y es que el hecho de pasar por un taller donde hagan tu vestido de novia a medida implica también, o debería hacerlo, una exclusividad en el diseño, es decir, la garantía de que nadie va a llevar exactamente lo mismo que tú. Para la gran mayoría esto es un pro.
  2. DIFERENTES PROPUESTAS. Vale, obviamente si vas a una tienda también tendrás a tu disposición distintas opciones, pero lo más normal es que el diseñador plasme en papel  3 o 4 propuestas totalmente personalizadas para ti. Cuando las veas y te decidas por una desechará el resto.

    «Un buen diseñador es capaz de crear aquello que no sabes que deseas.»

  3. PERSONALIZACIÓN DEL DISEÑO. Además del corte y de las líneas que vaya a seguir tu vestido de novia a medida también podrás escoger los tejidos que prefieras emplear en él. Escucha las sugerencias del diseñador respecto a esto.
  4. ARREGLOS Y AJUSTES INFINITOS. En el caso de escoger un diseño directamente en tienda normalmente los ajustes y arreglos que le puedes hacer al modelo son limitados, mientras que en un vestido hecho especialmente para ti las opciones de cambio son infinitas.
  5. EXPERIENCIA. Al escoger esta posibilidad la forma de vivir el proceso cambia desde el primer momento. Habitualmente se da un servicio mucho más personalizado en cuanto a trato, lo que hace que el camino sea inolvidable. En parte se debe a que estos talleres solo se encargan de trabajar con un número determinado de clientas al año.
  6. PRECIO. De forma equivocada tendemos a pensar que el presupuesto del look se disparará si apostamos por un vestido de novia a medida, pero nada más lejos de la realidad. Hay buenos diseñadores profesionales que ofrecen sus servicios desde los 25OO y 3OOO euros, un precio que no tiene nada que envidiar al de algunos modelos de ciertas firmas «prefabricadas».
  7. COMO UN GUANTE. Como no podía ser de otra forma, el punto a favor más importante de esta opción es que al estar hecho adaptado a tu figura te sentará como un guante.

    vestido de novia a medida
    Grace Kelly con diseño a medida de Helen Rose para su boda con Rainiero de Mónaco.

DESVENTAJAS DE ESCOGER UN LOOK A MEDIDA

  1. CAPACIDAD DE ABSTRACCIÓN. Una de las desventajas de optar por un diseño a medida es que no ves el resultado final hasta la última prueba. Es por ello que si no tienes mucha capacidad de abstracción te costará bastante previsualizar la imagen de tu look del día Be.
  2. CONFIANZA EN LOS PROFESIONALES. Más que un contra es que es algo que se tiene que dar siempre, precisamente por lo que comento en el punto anterior. Para poder superar ese obstáculo deberías ser capaz de depositar toda tu confianza en las personas que se encarguen de crear tu vestido de novia a medida.
  3. COBRO DE LA PRIMERA VISITA. La lógica detrás de esto es que se han dado casos en los que la novia se ha quedado con los bocetos que ha creado el diseñador a raíz de esa reunión y los ha llevado a una costurera o modista para que los haga de modo que le cueste mucho más barato. Por supuesto no es solo una cuestión económica, sino de robo a un artista.

Obviamente, la decisión de llevar o no un vestido de novia a medida es algo estrictamente personal. Cada novia es única y por eso mismo en El Plan Be tenemos superclaro que hay que respetar sus decisiones en todo momento.

 

facebook-el-plan-be
twitter-el-plan-be
linkedin-el-plan-be
pinterest-el-plan-be


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *